30 mar. 2016

MAUHOURAT POINTE NORD: VIERNES SANTO, VIERNES DE PASION....POR LA NIEVE

En Viernes Santo cambiamos el Monte de los Olivos por el Pic Mauhourat ( 2312 m), en nuestro jardin de invierno esta temporada: el Portalet. Y es que no dan una meteo demasiado prometedora, cubriendose los cielos al mediodia y lloviendo por la tarde, así que mejor no ir lejos. Pero tanto "sufrimiento y arrepentimiento" en la montaña ha servido y ¡nos salvamos! ¡No nos ha llovido!

Ayer nos acaricio la primavera por primera vez en este 2016 y comprendimos que a partir de ahora toca otro sacrificio: hay que madrugar. Seremos de los primeros penitentes en Anéou. Enseguida que cogemos un poco de altura ponemos cuchillas. No nos las vamos a quitar hoy, creo.

Mauhourat enfrente nuestro
Avanzamos en ascenso suave por la vaguada del circo de Anéou, por la derecha orográfica del torrente y lo cruzamos dejando las cabañas pastoriles a nuestra derecha.

 En vez de adentrarnos en el barranco entre nuestro pico y el Cuyaralet, lo abordamos de frente. Pero enseguida nos tenemos que quitar las tablas. La cruz a la espalda, crampones y piolet en mano, subimos en silenciosa procesión.

Siempre, el Midi




La pendiente se suaviza y nos calzamos los esquis. ¡Mucho mejor!



Las tinieblas avanzan y el descenso desde la antecima nos recuerda que, sin visibilidad, "no somos nada". El acceso a la cima es complicado, se necesitaría una cuerdica ya que una brecha con roca descompuesta separa la cima y la antecima. Es muy aérea. Nos conformamos con la Pointe nord del pico Mauhourat. Llegamos enteros, hemos merecido la salvación. La montaña ha sido misericorde.


Ya de vuelta, decenas de raquetistas y paseantes llenan este Santo Lugar de Peregrinación.
Nos vamos a tomar el vermú!

29 mar. 2016

PIC SANCTUS (GOURETTE) 24-03-2016: Procesión de JUEVES SANCTUS

¡Pasamos el Domingo de Ramos en el Piri y ya estamos aquí otra vez!  Ya ha terminado la Cuaresma, tiempo de penitencia, ¡quien lo diria! Estos 40 dias no han sido precisamente dias de sacrificios...   Toca celebrar por todo lo alto la Semana Santa.

Nos vamos a rezar a Gourette. "Convertirse" es cambiar. Hace muchísimo tiempo que no venimos llenos de buenos propósitos a peregrinar por aqui y ante estas montañas nos arrepentimos sinceramente: Pico Ger, Pène Medaa, Pène Sarrière ... Propósito de enmienda.

Salimos del parking de la estación de esquí (1.360m) por la pista de La Glacière que esta absolutamente "glacee". De penitencia tenemos que poner las cuchillas nada mas empezar el doloroso camino.
Barranco de Valentine
Abandonamos la pista para adentrarnos en el Barranco de Valentine. A nuestra derecha quedan las paredes del Pene Sarrière, preciosa cresta para hacer en verano, por cierto. Lo bordearemos por el Este. Atención a las caídas de nieve, puede haber castigo para los pecadores. Esta lleno de coladas.

Pène Sarrière
Cruzamos el río justo antes de las Cabañas de Coste de Goue (1.680 m). Varios grupos de esquiadores nos acompañan, no es precisamente un camino de recogimiento interior, parece ser una ruta muy popular, autentica peregrinación gala.

La naturaleza nos ha regalado hoy con su infinita misericordia un día excepcional y ascendemos con alegría por el fondo del barranco, zona mas segura. Aun así, las laderas herbosas originan deslizamientos importantes de la nieve y nos vemos obligados a foquear sobre un alud importante y también sobre la hierba. Decididamente esta ruta es delicada con nieve sin asentar... Ay ay ay! Que aunque es Jueves Santo no nos apetece nada La Ultima Cena!




Hemos dejado a la derecha el pico Les Becottes y en cuanto vamos ganando altura ya oteamos blanco inmaculado nuestro objetivo: Pico Sanctus (2.482 m).


No alcanzamos la cumbre tan fácil, no llega , no llega, pero todo sacrificio tiene su recompensa y la cima nos brinda nuevas panorámicas y la satisfacción de haberlo conseguido.

El omnipresente Midi asoma tras el Georgue D´ar
¡Cima del Sanctus!

----------TRACK SANCTUS---------


25 mar. 2016

FINDE GOIENA: "Pico Verde demasiado gris y Arroyeras peligrosamente blanco". 19/20-03-2016


Dia de San José, el  Club gasteiztarra Goiena me lleva de excursion! Que bien! Los planes son ambiciosos...
El Pequeño Arriel se cae del programa ya sin salir de Gasteiz, la meteo manda. Su sustituto, pico El Verde..., pinta gris y se convertirá en "un marrón" con la lesión de un compañero de travesía al descender del collado del Faceras hacia el Ibón de Sabocos. El pico El Verde, ideal en días de meteo incierta y tras grandes nevadas, con sólo 2.295m de altitud y prácticamente al lado de las pistas de la estación de Panticosa, puede convestirse en días de niebla en un escenario poco amable. Finalmente todo ha salido bien! Y que gusto da ver Panticosa con tanta nieve!
Ni fotos tengo de lo malo que hizo.

fauna salvaje en la Estación de Panticosa
Al día siguiente, el Arroyeras (2.557m), también se descuelga del programa. Iniciamos ruta desde el aparcamiento de Anayet en una mañana de domingo casi soleada. En vez de seguir la pista de la Glera nos acercamos a ver cómo está el Barranco de Culivillas. Todo el sábado y la noche posterior ha estado nevando, se ve muy cargado y es un lugar de tradicionales avalanchas. Caen coladas de nieve húmeda ante nosotros. Para otra ocasión. somos un montón, como en las excursiones del cole, no todos llevan arva y material de seguridad...

Nos rescata de las dudas nuestro ángel de la guarda, Antonio,  del albergue Quinta Vista Alegre de El Pueyo de Jaca. Muchísimas gracias. Iremos por un valle más seguro, detrás del Culivillas, hacia el Pico Royo y nos conformaremos con unas bajadas para disfrutar de la nieve, ¡que hay muchísima ! El tiempo acompaña, de momento, y disfrutamos del entorno, soledad en Formigal.                     








Pero entran las nubes bastante antes de llegar al collado y no nos dejan ni almorzar. La bajadita no ha estado nada mal! Así que nos animamos a volver a subir, esta vez acompañados por Antonio.



Unos compañeros se animan hacia el Culivillas, pero a ellos también se les cierra completamente y del collado se darán media vuelta, no merece la pena, no hay que forzar.

¡Ha sido un placer, goierer@s! He disfrutado de vuestra compañía y de la montaña, ¿qué más se puede pedir? ¡Hasta la próxima, gracias!