21 mar. 2018

O FORATO: "EL VERDADERO COLOR DE LA NIEVE"

Por fin hemos podido disfrutar del verdadero color de la nieve. 

Salimos desde la urbanización de Formigal sobre las tablas, como nunca. Está a tope de nieve! Se ve! Frío y viento, eso sí, que el invierno no ha dicho que se va... Pero nos sigue acompañando la meteo incierta.


La cima de la Foratata (2.341m) está como loca, cómo le sopla! Desde el último hotel de la estación nos dirigimos hacia los prados, cruzamos las cercas y el arroyo. Enfilamos abriendo huella hacia el collado de Lo Forato (2.037m) con intención de ascender el A Inclusa.



Hacia el Ministirio están entrando muchísimas nubes, el viento previsto ha cambiado de dirección. De momento nos decidimos por la opción más sencilla: aprovechar que hay visibilidad en Lo Forato y seguir a los dos únicos esquiadores que aparecen en nuestra ruta. Luego ya veremos.



Ascendemos cómodamente  y la vista hacia las dos puntas de la Foratata es magnífica. Nunca habíamos estado aquí. 




Decidimos regresar por el mismo itinerario ya que en un ti-ta se ha cubierto de nubes y hemos perdido el relieve. La montaña está cargadísima y esta temporada estamos un poquillo obsesionados. En nada estamos abajo, hoy también ha sido corta la excursión.


El regreso por esas lomas de color nieve es fantástico. El verdadero color de la nieve no es sólo un color. Es algo que se difruta con los cinco sentidos, es todo un estado, una gran sensación. 

17 mar. 2018

YANEL Y MANDILAR: “MOVIENDO LA SANGRE". 17-03-2018

Último finde del invierno, que no se quiere ir, otro más de meteo adversa para salir a la montaña. Nos vamos a Panticosa a mover la sangre, terreno seguro. No hay visibilidad y nevusquea... 

El bosque tiene color de bosque, nos toca portear como una media hora por no subir por la pista de Estrivel. Ya no parece tan invierno,   si hasta hace calor...



Enfilamos en soledad hacia el Yanel (1.807m), pero es que aunque fuésemos acompañados, no los veríamos.



Cometemos el error de atacar la ascensión al Mandilar (2.209m) por la pista negra. Cuesta progresar, la nieve recién caída se desliza sobre una capa dura.






Por fin llegamos! Por mover la sangre que si no...






4 mar. 2018

TORONZUÉ 03-03-2018 "¡A LO SEGURO!"

Hoy hay que moverse por terreno seguro, el riesgo de aludes sigue alto y hay que ser precavido.
Nos decidimos por el Toronzué, un 2264 al que se accede desde la boca este del túnel de Cotefablo. Sus suaves lomas orientadas al sur lo hacen apropiado cuando hay nieve y el riesgo es alto. Hoy nos anuncian una ventana entre frentes que ya al principio se cerró.
Justo a la salida han construido una casa, pero la parcela aún permanece abierta.



Remontamos por la pista hasta lo alto del túnel y desde allí directos hasta Punta Gabarda (1700).
La nieve está húmeda y la niebla envuelve el paisaje.



Bordeamos, esta vez por nuestra derecha, el Monte Torcedor y el Tozal De Las Planas (1965).



Casi lo único que vemos son los pinos escarchados, que están como los árboles de Navidad, monísimos. Un rayito de sol nos calienta y el viento nos vuelve a traer las nubes. Tímidamente asoma alguna montaña lejana.



Volvemos a descender para ahora sí, enfilar las rampas finales hasta la cima.





Hemos disfrutado este sube y baja, pero ahora el granizo nos golpea en la cara y descendemos, Hay que disfrutar estas laderas a tope, porque luego casi todo será flanqueos y remar por la pista, la nieve está pesadota.



1 mar. 2018

ASPE: "Mirador de Aisa". 24-02-2018

Ya hacía tiempo que no esquiábamos en el espectacular circo de Aisa. Las laderas sur del Pico Aspe estabilizan bien y puede ser un buen objetivo en situaciones como la de este finde. Esta orientación a veces provoca falta nieve y porteo, a ver cómo nos lo encontramos ... Para empezar, 6 gradicos bajo cero.


MIRA EL VIDEO DE SÓLO 1 MINUTO

La carretera que se introduce en el Valle de Aisa y el aparcamiento de la Cleta (1.480m) están limpios. Por la pista de cemento nos dirigimos hacia el norte. Enseguida disfrutamos de unas vistas del circo impresionantes, este circo es grandioso.



Llegamos a los Llanos de Napazal. Cruzamos el río Estarrún después de rebasar el Refugio de Saleras que queda un poco escondido y remontamos por la arista de la loma las palas que bajan del Aspe. Seguimos las marcas verdes y blancas después de la señalizacion de GR11: bifurcación al Collado de la Magdalena y al Collado del Bozo. Los Lecherines están para comérselos... No puede haber más luz, no puede brillar más.




Después de casi media hora de porteo calzamos tablas y enfilamos hacia el embudo. Ya tiene otra inclinación y aunque no es demasiado pronto todavía está helado. Ponemos cuchillas que ya no quitaremos en todo el itinerario, a pesar de que las palas que van a la antecima tienen ya menos pendiente. Los paredones escarchados de la Llena de la Garganta que va quedando a nuestra espalda impresionan. 








En dicha antecima cambiamos las cuchillas por crampones para coronar cómodamente el Pico de la Garganta de Aisa o Aspe (2.640m). No se puede pedir más. Es un absoluto disfrute: el circo, Llena de la Garganta, Llena del Bozo, Collarada, pistas de Candanchú y Astún, el Midi, cómo no...
No somos los únicos privilegiados hoy. 


El descenso, genial, directísimo, como la subida.. El día se ha mantenido fresco y la nieve en buenas condiciones. El embudo se había trasformado y una lengua de nieve amable nos deposita en la misma orilla del río. Todo un lujo. No sé, parece que ya casi no se escucha el invierno... No sé, este circo huele a nostalgia: primeros contactos con el alpinismo, aquel curso de técnica invernal, mis primeros compañeros de cordada...


Y ahora, al colgar esta entradica que teníamos ya escrita y prepararnos con ilusión para mañana, como todos los viernes, ir a Tramacastilla, es la pena la que nos invade. Este chaval de Tramacastilla que ha muerto en Formigal a causa de una avalancha.
Amigos lectores, mucho cuidado y nuestras condolencias a la familia.