18 sept. 2018

TRAVESIA DE LOS REFUGIOS DEL CERRO CATEDRAL. Bariloche-Argentina 09- 2018

BARILOCHE. 

Quién no ha oído hablar de la estación de esquí más antigua de Argentina. Fue en 1936 cuando se instaló el primer arrastre.
Ahora se llama Catedral Alta Patagonia y es además el mayor centro invernal del País.
Pero las faldas del Cerro Catedral no sólo son aptas para el esquí de pista, al otro lado, en la "Cara Oculta", existen dos refugios propiedad del Club Andino Bariloche que, guardados todo el año, nos ofrecen varias opciones de esquí de travesía.




CERRO CATEDRAL-REFUGIO FREY:

De la misma estación parte un sendero de unos 10 km y 700 m de desnivel por el que esta vez deberemos portear nuestros esquís hasta alcanzar el refugio.

Equipo al completo
Bordeamos el Lago Gutierrez hasta adentrarnos en el barranco que da acceso al refugio, situado a unos 1740m. dominando la Laguna Toncek y encerrado por un circo de infinidad de agujas graníticas, paraíso de los escaladores en verano.

Lago Gutierrez
Las agujas asoman

Ya vemos el Refu
No es esa la actividad que nosotros vamos a realizar, sino el descenso de algunas de las canales que forman las agujas del circo.

El refugio Emilio Frey se inauguró en 1957, está guardado todo el año y tiene servicio de comidas, aunque hay que subir el saco de dormir ya que tienen muy pocas mantas. Nos asesoraron y trataron fenomenal, y nos elaboraron sabrosas comidas.
Ascendimos y descendimos varias canales, denominadas K8, K9, otra intermedia y la subida y descenso a "Piedra inclinada"

Llegando a uno de los collados






REFUGIO FREY-REFUGIO SAN MARTÍN:

Salimos del refugio con una bonita nevada. 
Hay que ascender hacia la laguna Schmoll, luego hacia "Cancha de fútbol" y posteriormente al collado que da acceso al valle del Rucaco.

laguna Toncek

Atravesando la laguna Toncek con el Frey al fondo

Buscamos una línea de bajada con los esquís, pero aún con cuidado provocamos una pequeña avalancha.
Recorremos el valle por el que serpentea un riachuelo. El paisaje es magnífico y encantador.


Bonita vista del valle del Rucaco

Valle Rucaco 
Valle Rucaco 

Remontamos el siguiente collado, con cuidadito ya que hay cornisas y en lo alto el viento nos machaca. Decidimos poner crampones por si acaso y descender un tramo. Algunos giros esquiando y nos toca entrar en el bosque a "jabalinear".




Lago Jakob


El Refugio General San Martín, inaugurado en 1952 se incendió (o lo incendiaron) en 2017 y el nuevo se decidió construirlo al día siguiente del siniestro, por lo que está funcionando desde abril de 2018 y del antiguo tan solo conserva una pared.
Está a 1564m de altitud sobre el lago Jakob por lo que muchas veces también se le denomina así.
Aún está sin acondicionar del todo, es grande y las habitaciones no tenían calefacción (lo normal) por lo que resultaban "frescas". Imprescindible saco de invierno, ya que han registrado temperaturas bajo cero dentro del refu.
También está guardado todo el año y con servicio de comidas.

COLLADO CONSTRUCTORES Y SCHWEITZER:

El día siguiente salimos con intención de subir al cerro constructores, pero en el collado el viento patagónico nos volvió a poner en nuestro sitio, que al parecer era el valle. 
Otra subidita hasta el collado Schweitzer al otro lado de la laguna y damos por concluida la actividad del día. Las predicciones no son buenas.


desde la laguna

llegando al collado
viento patagónico





REFUGIO SAN MARTÍN-SAN CARLOS DE BARILOCHE:

De nuevo el amanecer nos regala una nevada. Salimos del Refu contentos pensando que podremos esquiar parte de los 14 km que lo  separan de la civilización, pero no. Enseguida tenemos que descalzar y portearlos hasta la hacienda de la pista donde nos espera un transporte. La senda en su inicio es abrupta, salva una cascada y luego ya, no hay capa ni condiciones para deslizarnos.
No ha dejado de nevar y llover en todo el día por lo que llegamos empapados.
En el hotel de San Carlos de Bariloche montamos un buen tenderete.









Persiste el mal tiempo, y el día siguiente lo aprovechamos para turistear por Bariloche, sus famosos chocolates, compras, cervezas artesanales, asaditos...
La verdad es que hay para entretenerse.

El macizo del Cerro Catedral nos ha encantado!










No hay comentarios:

Publicar un comentario