14 may. 2014

PEÑA ROYA: "HASTA EL 40 DE MAYO...". 11-05-2014

Desde el Pico de Puerto Rico parecía que la zona de Sabocos guardaba bastante nieve, así que... de Telera a Tendeñera!

La pista que sale de Hoz de Jaca está abierta, en buen estado y sin nieve. Nos gusta tanto que la hacemos dos veces... no porque se nos hayan olvidado las botas en Tramacastilla, no, que va... Total sólo es más de media horita de nada. ¿Para qué nos habremos levantado a las 6:30h?
Dejamos el coche en la curva tras rebasar el abrevadero (1790m). Un hito señala el comienzo de la senda bien trazada y, gracias a Dios, cómoda, ya que por supuesto hay que portear las tablas. Será nuestra penitencia merecida por nuestro pecado de hoy.


Tras un porteo de 45'por la vaguada de Estatiecho aproximadamente nos aventuramos a calzarnos los esquís. A ver si hay suerte. Pero la fiesta no dura demasiado y ésta se interrumpe un par de veces a parte de realizar alguna que otra maniobra.


Por fin salimos al collado de Bozuelo. Ante nosotros el ibón de los Asnos en proceso de descongelación y los hierros de la estación de Panticosa.


Realizamos un franqueo a media ladera, una travesía para coger la pala pronunciada que nos depositará en una especie de depresión. Ya hemos podido vislumbrar la cima del Pico Royo con su enorme antena.



La pala nos cuesta mogollón. Tiene bastante pendiente, pero lo peor es la nieve: blanda, pesada, pastosa. Hay que ir asentando cada paso, por debajo no está del todo mal, aguanta, pero a veces te vas, te vas. Con peligro de aludes es mejor evitarla dando el rodeo, pero no es el caso, nos sentimos seguros en todo momento.

Después llegamos a una especie de circo, ha sido algo pesado... y enfilamos hacia el sur para remontar el corredor que da acceso a la brecha: el Portillo Chetro.


En la base del corredor nos quitamos las tablas ya que falta nieve. A veces por la roca, a veces por la nieve, llegamos al portillo y la cresta hacia el oeste nos deja en pocos metros en la cima. No es que sea muy estética con esos hierros, la panorámica, sin embargo, es excelente. Es un mirador extraordinario de todo el valle de Tena, Telera, la Sierra de la Partacúa, Peña Blanca casi encima...


Poco nos separa de Peña Blanca, pero tenemos los esquís abajo. Es domingo, la vuelta a casa, mañana es lunes y todo eso.




¡Cómo pesan los esquís en el descenso!  Y tendréis que ver el estado de la nieve en el vídeo.





Y aquí el track, que también llevé encendido el GPS: TRACK PEÑA ROYA

Llegamos al coche con una sensación extraña.
Sí, todavía hay mucha nieve; sí, todavía se puede esquiar.
El "quitapón" de tablas final, la nieve marrón, los requiebros... 
Pero, ¡también tiene su encanto!
Quizás nos ha llegado el momento de disfrutar de la montaña de otro modo.
¡Qué pena!
¡Ha llegado la primavera!
¡Hemos disfrutado muchísimo este finde!

No hay comentarios:

Publicar un comentario