6 dic. 2016

ICELAND: "ESQUIANDO OLAS". 27-03/3-04-2016

En este inicio de temporada 2016/17, tiempo de ilusión y de planes, me decido a editar este pequeño reportaje de esqui en Islandia de la Semana Santa pasada que se quedó en el tintero. Para vuestros nuevos proyectos, Islandia este año, ¿por qué no?



Más allá de la Europa continental, por debajo justo del Círculo Polar Ártico, esquiamos en esta ocasión nombres impronunciables. Iceland, la tierra de los trolls y de los elfos, guardianes de la naturaleza poderosa y sobrecogedora de esta pequeña isla, ofrece unas condiciones interesantísimas para el esquí de montaña y paisajes únicos de fiordos, acantilados, montañas y valles para explorar sobre las tablas. Tierra de hielo, nieve y viento, siempre es invierno, los inviernos no se derriten. Estamos en el lado sombrío del planeta. Otro viaje de esquí remoto con nuestra agencia de cabecera, Muntania, en busca de las luces del norte y las tierras altas.


Nos centraremos en la Península de Troll, Tröllaskagi (North Iceland, Nordourland), entre los fiordos Skagafjördur y Eyjafjördur, entre el Atlántico Norte y el Océano Glacial Ártico. Esta península se ha mantenido aislada del resto de la isla durante mucho tiempo, únicamente se llegaba en barco, pero la construcción de varios túneles lo ha convertido en un lugar plenamente accesible. Sus montañas rondan los 1000m de altitud.



Día 1. 27- 03-2016. Viaje Bilbao - Reykjavik - Ólasfsfjördur:" Aurora boreal" 


Nos alojaremos en Ólasfsfjördur, pueblo de apenas 800 habitantes al noroeste del país, al norte también de la Península de Tröllaskagi. Es un pueblito pesquero y "turístico" situado en la boca del fiordo Eyjafjördur, uno de los fiordos más grandes de Islandia. Nos recibe el aire puro y el silencio de la noche, un paisaje absolutamente nevado y nieve polvo recién caída. ¡Nos morimos de ganas de esquiar directamente hasta el Océano! 


nuestro hogar en Islandia


¡No puede ser! Ya hemos visto una aurora boreal. ¡Esto empieza muy bien!


Día 2. 28 - 03- 2016. Digrhnjukur (1.048m): "Cima a ciegas".


Desayunamos con mal tiempo, no hay prisa, el día alarga diariamente ¡casi 20 minutos! El dicho islandés reza que, si no te gusta el tiempo que hace, esperes 5 minutos, así que... esto va a ser así. Nos dirigimos al pueblo de Dalvik a través del túnel de 3km de Mülagöng. Es un  pueblo pesquero de unos 2000 habitantes situado al este de la Península de Tröllaskagi, en la región de Norddulan Eyja. Dalvik, bahía del valle en islandés, es también un destino
de esquí alpino en Böggvisstadafjall. 


Dalvik


Hay tantos objetivos a la vista que nos dispersamos. El tiempo está variable y tanto se nos abre una montaña como otra. Hay que decidirse y optamos por el Digrhnjukur, que tiene más planta, aunque nos exija un bordeo largo por el valle para comenzar.





tras cruzar el pequeño barranco haciendo un pequeño rodeo


Tras cruzar el barranco, accedemos a una pala larga que se sube con comodidad. Avanzamos a buen ritmo, pero sabemos que aún queda, la arista es larga.




La arista está cargada de nieve, todas las montañas se ven a tope. Hay que tener mucho cuidado, está algo peligroso. Entran la nubes por lados opuestos ya antes de iniciar la arista, nos van a aplastar la cima. Decidimos hacer el último tramo de  arista sin tablas y poner crampones porsiaca en la ladera cimera. 


primera cima islandesa: "Digrhnjukur"

Ha sido más sencillo de lo que parecía, pero en 5 minutos como dicen por aquí, ya no vemos nada: cima a ciegas en Digrhnjukur. Nos hemos perdido las panorámicas al fiordo Eyjafjördur.

El  descenso resulta complicado: no hay buena visibilidad y tenemos que tener cuidado de dirigirnos todo todo a la derecha para coger la pala buena. ¡ En la parte de arriba, qué piedras! Un horror. Una pena, nieve buena pero debajo hay hielo, la capa de polvo no es suficiente. 




Vamos directos a la carretera en vez de repetir el itinerario de subida, cerca de las granjas. Hugo hace dedo para recuperar la fugo y nos recoge. ¡Qué lujo!



Dia 3. 29 - 03- 2016. "De Fiordo a Fiordo": Del fiordo de Ólasfsfjördur al fiordo de Hédinsfjördur.


                                         "UN DÍA PARA ENMARCAR"


Otro desayuno con nubes, pero tambien pronto se va abriendo. Salimos del pueblo de Klefar, a 3km del nuestro, con el objetivo de esquiar de un fiordo a otro.  


Kleifar

Comenzamos recorriendo un valle gigante en absoluta soledad y silencio. Intacto, salvaje e impoluto, semeja a una travesía ártica. Es como estar en otra dimensión, una sensación... El cielo se abre y se cierra. El ascenso, poco a poco, es cómodo. El valle continua y se cierra en un pequeño circo, pero nosotros debemos abandonarlo y dar con el collado que nos dará acceso al otro fiordo.




camino hacia el collado

a ver si lo localizamos... que se está cubriendo



Debemos esperar esos 5 minutos reglamentarios porque sin visibilidad no debemos avanzar. El collado empina, hay que cerciorarse por dónde debemos cruzar. Además, está muy cargado. 






Buenas zetas y todo para arriba. Atrás el fiordo Ölasfsfjördur, el valle mágico, puro, sólo nuestra huella y el silencio. Nos cuesta. ¡Collado! ¡Maravilloso es poco! Aparece el otro fiordo, el Hédinsfjördur, azulísimo, y más montañas, blanquísimas. Es emocionante, sentimos un nudo en la garganta.







collado con sabor a cima. Foto de Hugo


El descenso es apoteósico, no va ser fácil olvidar. Largo, largo, la nieve polvo, generosa, igual en toda la bajada, permite escribir poesía en las laderas y bailar la montaña. Atrás queda para siempre uno de los mejores descensos de esquí de nuestras vidas, y no estamos exagerando. Volvemos la mirada  para deleitarnos con nuestras obras de arte. 





Fotos de Hugo. ¡Muchas gracias!


  

Nos vemos obligados a remar un poquito para volver a dejarnos deslizar hasta la playa. ¡Esquiar hasta el Océano! 




llegada sobre las tablas hasta las aguas del fiordo Hédinsfjördur


Ante nosotros una gran montaña piramidal cuyo collado de la derecha enlazaría con un tercer fiordo, el Siglufjördur y el pueblo. Pero iremos en furgoneta. 





Finalizamos la expedición de hoy con una larguísima remada por el valle de 5km. Hugo se adelanta de nuevo  para hacer dedo y recuperar la fugo.  En la espera los chicos se hacen 200m para arriba al lado del túnel sedientos de más  bajada. 

Tras cruzar el túnel, visitamos el pueblo de Siglufjördur, su puerto y aprovechamos para hacer la compra. Este pueblo fue la capital del arenque.







La jornada ha sido completa. Estamos espídicos. Estos días no deberían acabar.


Día 4. 30 - 03 - 2016. "Ólafsfjödur sin cima y Steinneshnjur (857m) de regalo".


El día comienza muy ventoso, las cimas están revueltas. Salimos del pueblo mismo, iniciando por el itinerario de la ratrac con la intención de ascender el Ólafsfjödur. Sin embargo el viento nos retira cuando estábamos cerquísima de su cima. Acabamos de experimentar lo implacable del clima islandés. Y es que estamos al borde del Círculo Polar Ártico...








Por la tarde cambiamos de orientación y subimos el Steinneshnjur, de 857m  de altitud. Se accede nada más cruzar el túnel, justo donde acabamos ayer nuestra ruta, por la derecha de donde subieron los chicos los 200m de regalo. Palaza. Está más protegido del viento y soleado, es orientación oeste. Las vistas son de nuevo impresionantes: los dos fiordos, el mar, más  y más montañas, líneas para dibujar, nuevos objetivos... En la cima nos brillan tanto los ojos que podríamos derretir icebergs. La perspectiva siempre es diferente. ¡El descenso 5 estrellas también! ¡Qué buenas palas!





¡cima! Steinneshnjur


Día 5. 31 - 03 -2016. Arnfinnsfjall (853m): "Paralelo 66 a vista".


¡Me encanta la rutina de la montaña! "Y hoy, Hugo, ¿a dónde vamos?"
Desde la ventana de nuestra cabaña  las palas de la montaña Arnfinnsfjall (853m) nos arrastran y nosotros nos dejamos llevar. Después de beber el veneno en polvo islandés no hay nada que hacer. 
Iniciamos la ruta de nuevo en el pueblecito de Kleifar, a 3km. Hay zetas de subida y descensos por canales diferentes. Nosotros, detrás del flautista de Hamelin.



Kleifar



La arista cimera es preciosa, así que organizamos un auténtico photocall. A lo mejor es nuestra última cima y además estamos todo el equipo, al completo. Desde la cima se divisa la Isla de Grimsey, único territorio islandés atravesado por el paralelo 66, el Círculo Polar Ártico. Se accede desde Darvik en ferry.
El descenso, montaña rusa abajo, no decepciona. Buen sabor de boca.





Arnfinnsfjall

estas tres también son cortesía de Muntania

al fondo la isla de Grimsey


Por la tarde nos vamos de exploración en coche. Conducimos algunos kilómetros más de esos 4.970km de costa que tiene este pequeño país insular.  Atravesamos más túneles de sentido único. Descubrimos otros valles para recorrer, otras montañas para subir y líneas para dibujar en sus laderas. Disfrutamos de la visión de esa combinación fría e inhabitable de mar, nieve, hielo y piedra. Nos sobrecogemos con la vida difícil de sus granjas aisladas. Y como estos fiordos son  la historia inteminable, media vuelta y a las cabañas.




a casica


Día 6. 1- 04- 2016. Akureyri: "Turisteando bajo la lluvia"


Llueve, esperamos; llueve, esperamos y esperamos; llueve, llueve y llueve. En esta ocasión no sirve de nada esperar 5 minutos... Hoy no esquiamos. Nos han expulsado del paraíso.
Nos montamos en la furgoneta y nos vamos de excursión. Recorremos los 18km que nos separan de Dalvik con intención de visitar
Akureyri, a 43km de ésta última.
Akureyri es la capital de los fiordos del norte y la cuarta ciudad del país, al fondo del fiordo Eyjarfjördur. Se encuentra a 100km del Círculo Polar Ártico y es uno de los puertos de partida para Groenlandia. 





También nos acercamos a las pistas de esquí alpino de Hildarfjall a 5km de Akurery. La base de la estación está a 500m, increíble. 



Día 7. 2- 04- 2016. Olasfsfjördur- Reykjavik. Traslado en coche. Visita de la capital.


Son 5 horas de traslado por carretera hasta la capital.







Día 8. 3- 04- 2016. Keflavik- Bilbao. Vuelo de regreso.


Cada día ha sido un regalo en estas tierras extrañas. El esquí, un delirio. Hemos vivido dos veces estos días. La naturaleza, inédita, poderosa y sobrecogedora. El tiempo, cuatro días inmejorables. La compañía, extraordinaria. Gracias por todo, a todos.

                                    Vertu blessadur! Takk!



2 comentarios:

  1. Hola, Buenos dias!!!
    Que maravilla de viaje, por dios!!!!
    Este año estamos pensando de hacer algo así con unos amigos.
    Me podrías dar información de donde lo contratasteis?
    mi correo electronico es: gersanrib@gmail.com
    Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. hola:
    En nuestros viajes de esquí de montaña nos gusta siempre ir en grupo con gente experimentada o mejor aún con un guía profesional. En este caso, como en los últimos contratamos los servicios de la agencia muntania.com
    Son super profesionales y hacen los viajes muy a la medida del grupo. Somos ya una gran familia!
    Te paso el enlace, tienen5 salidas programadas, no dejer de echar un vistazo a los demás viajes, tiene cosas superinteresantes!

    https://www.muntania.com/viaje/descripcion/islandia-esqui-de-montana-en-medio-del-oceano-atlantico

    ResponderEliminar