13 oct. 2016

PEÑA LAS ONCE: " CUESTIÓN DE TIEMPO ". 09-10-2016

Eran las diez cuando iniciamos el camino hacia la Peña de las Once. La pasada primavera cuando subimos el Cotiella nos quedamos con ganas de ver el ibón de Plan o Basa la Mora, pero todo es cuestión de tiempo... Hoy domingo necesitamos un objetivo más rápido, que hay que volver a Vitoria: la Peña de las Once (2658m).  

Partimos de Saravillo por la pista de uso restringido controlada por un expendedor de tickets (3 euros). Son 14 largos kilómetros en muy buen estado que llegan hasta el refugio de Lavasar (1920m).



Las Once a la izda. del refugio

Tras un descenso inicial, en unos 20 minutos alcanzamos el Ibón de Plan (1915m) en un entorno precioso de prados y pinos. El circo de Armeña le da ambiente y realmente es un lugar especial, imponente. El lago está bastante seco, no se qué le parecerá a la princesa mora que lo habita... Como no es la noche de San Juan, ni  sé si somos de ojos y corazón puros..., no la llegamos a ver peinándose sus cabellos de oro.




Retrocedemos para enlazar la GR15 que nos conducirá al collado de Aibón (2345m) o Colladeta del Ibón. El itinerario está perfectamente señalizado hasta aquí y es puro disfrute.

A partir de este punto comienza la ascensión por un canchal de piedras sueltas que a veces por la pendiente acusada se hace algo incómodo. Los hitos no son tan frecuentes, pero no faltan los indispensables. 


llegando a Las Once

En primer lugar se culmina la Peña de las Diez (2559m). Parece ser que desde el pueblo de Plan es a esa hora cuando se ve el sol sobre ella, de la misma manera que a las once de la mañana se ilumina la Peña de las Once. Y la Peña Mediodía y La Una... ¡qué gracia! Las Peñas de Las Horas.
Continuamos por la cresta sin ninguna dificultad hasta hacer cumbre. Disfrutamos parcialmente de las vistas ya que hay nubes en la zona del Posets. ¡Y vemos parir a una cabra en directo, en la cima!



En el descenso ya imaginamos líneas de bajada con los esquís, echamos de menos las tablas.



Parecía que estábamos en los Dolomitas. ¡Qué bonito es el valle de Chistau! Esto con nieve... 



Todo es cuestión de tiempo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario